Montrubí

La abuela Mara Teresa Musso, copropietaria de la farmacéutica Salvat, se enamoró de la finca familiar que había heredado su amiga de la infancia Paquita Miró en la pedanía de L’Avellà, a las afueras del municipio de Font-rub, en el final de la década de 1970.

Aquí comienza la historia de esta bodega (Barcelona). Las primeras barricas empezarán a llegar en 1984, y el hereu, Javier Peris, tomará los mandos. La zona está rodeada de bosque y matorral mediterráneo. “Nos dedicamos a los cavas hasta las Olimpiadas de 1992, como era costumbre en el Penedés. Pero después, mi padre tomó la decisión de hacer una pausa y replantearse los planes enológicos de la casa”, recuerda su hijo Alejo.

Sitio web

Mostrando los 2 resultados